Un viaje a mitad de cuatri: ¿qué debemos tomar en cuenta?

Vivir la vida aventurera: viajar es una de las oportunidades más hermosas que podemos tener a lo largo de la vida. Pero, ¿qué hacer con las obligaciones de la U?

Las tareas universitarias demandan mucho tiempo, esfuerzo, noches en vela y hasta un poquito de estrés; todo con medida, pero es parte de la vida de un estudiante. El problema es cuando se nos presenta la oportunidad de salir de esa rutina y despejarnos un poco, sea dentro o fuera del país.

Si vas a hacer un viaje a mitad de cuatri te servirán estos consejos:

  • Planear: algunas veces un viaje surge de la noche a la mañana, pero esas son las menos; normalmente se planea con anticipación, más cuando nos vamos fuera de nuestras fronteras. Ver fechas, incluso hacer un cronograma con exámenes, tareas y demás asignaciones nos abre el panorama de la situación en la U para las fechas que estaremos ausentes.
  • Anticipar: aquí no sirve dejar todo para última hora, si ya sabes cuáles son las responsabilidades puedes adelantar algunas tareas para entregarlas antes o dejarlas con algún compañero de confianza para que lo haga el día de entrega. De igual forma hacer las lecturas o anticipar el trabajo final para que cuando regreses no se te junte todo.
  • Informar: hablar con los profesores es primordial, no te vas a desaparecer por dos semanas y después llegar como si nada hubiera pasado. Informar además da confianza, elimina desde antes las suposiciones por irresponsabilidad y las sospechas de los profes, y así te justifica de una vez tus ausencias; en el mejor de los casos.
  • Negociar: posiblemente no todo sea color de rosa y los profes no quieran ser muy flexibles con los exámenes o entregas de trabajos, aquí entra la parte del diálogo y la negociación,al final los interesados somos nosotros y tenemos que hacer todo lo posible por irnos tranquilos y en paz.
  • Comprometerse: esto es indispensable, adquirir un compromiso con nosotros mismos y cuando es necesario con los profesores o tutores, esto implica tomar acuerdos y cumplir con las obligaciones que ya determinamos.
  • Actualizarse: a nadie más que al estudiante le interesa aprobar el curso y con una buena calificación; indiscutiblemente tendrás un atraso por las clases a las que faltaste pero eso se soluciona con ponerte al día, hablar con algún compañero o incluso con el profe para que te pase el contenido que te falta.

Bien lo dice Cervantes en el Quijote:

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.”

Lo ideal cuando pensamos viajar por placer y no por cuestiones de trabajo es hacerlo en fechas de vacaciones porque así nos podremos evitar preocupaciones y todo lo que implica faltar a la U durante una o más semanas, incluso ya nos habrá sucedido cuando faltamos solo un día. Pero si no se pudiera, estos consejos pueden ser útiles para que no tengas problemas y puedas disfrutar tranquilamente.

¡Ahora sí, buen viaje!

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a:
}