|

¿Por qué todos hablan del liderazgo?

En nuestro trabajo, en la universidad y en todo lugar se habla del liderazgo como una de las habilidades blandas más deseadas pero, ¿qué es el liderazgo y cómo puedo desarrollarlo?

Según la definición de Wikipedia, “El liderazgo es el conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser o actuar de las personas o en un grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivos.​”

Es decir, liderar es influir positivamente en nuestro grupo de estudio si estamos en la universidad, o en el equipo de trabajo si ya estás trabajando.

Un buen líder sabe establecer objetivos, cómo comunicarlos y cómo alcanzarlos, y podemos encontrar líderes en el trabajo, en los deportes, en nuestra casa, y hasta en nuestro grupo de amigos.

Para que quede más claro el concepto de liderazgo, te presentamos cinco elementos que definen a un buen líder:

  1. Motivación: Debemos saber cómo mantener motivadas a las personas, a través de una comunicación efectiva, creando espacios de diálogo y buscando las palabras correctas para que las personas se mantengan con actitud positiva y desarrollen fidelidad en el lugar de trabajo.
  2. Empatía: La empatía es ponernos en el lugar de la otra persona y entender por lo que está pasando, cuáles son sus necesidades, qué siente y cómo piensa. Al entender esto vamos a poder ayudar y motivar al equipo.
  3. Creatividad: Como definas el entorno de trabajo para tu equipo va a determinar el éxito de los objetivos y la satisfacción de las personas de tu equipo.
  4. Adaptación al cambio: ¡Al mal tiempo, buena cara! Un buen líder sabe cómo sobreponerse a derrotas o fracasos, ajusta las velas del barco y encuentra soluciones para lograr los objetivos.
  5. Asertividad: Esta es una habilidad de comunicación que consiste en expresar lo que sentimos, defender nuestros derechos y sugerir u opinar sin ofender a los demás, es decir, sabiendo escoger las palabras correctas para comunicarnos.

Como ves, cualquiera de nosotros puede llegar a ser un gran líder si aprendemos a desarrollar estas y otras habilidades, especialmente si queremos destacar como profesionales en nuestro lugar de trabajo. Tus empleadores valorarán mucho estas capacidades y se podría ver reflejado en nuevas oportunidades de crecimiento profesional.

Te puede interesar: Habilidades blandas o soft skills en el siglo XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.