No dejes de hacer lo que te gusta por estudiar

Vida social: ¿qué es eso? Si ya dejaste de hacer todo lo que te apasiona por estar dedicado por completo al estudio, detengámonos un momento a pensar qué tan sano está resultando.

¿Te has puesto a pensar lo que dejaste de hacer cuando entraste a la U o cuando los momentos se pusieron críticos en el estudio? Si eso es solo un recuerdo entonces significa que te has sumergido en el mundo académico y la balanza cae del lado de la obligación.

¿Qué te gusta hacer? Nadar, patinar, leer, ir a comer fuera de casa. Todo lo que te relaja, te hace reír y te pone de buen humor a la vez te va a ayudar a enfrentar los retos de la vida con mayor tranquilidad y siempre positivamente. Piensa en qué es eso que tanto te gusta hacer, y cuánto tiempo le estas dedicando a la semana o al mes.

¿Qué has dejado de hacer? Si eso que tanto te gusta hacer está en el pasado entonces, ¿por qué dejaste de hacerlo?Siempre hay tiempo para lo que nos gusta, no es que no nos alcanza es que a veces no sabemos distribuirlo y no priorizamos. Revisa hace cuánto no sales, no haces ejercicio y no te relajas lejos del contexto académico.

Cuando decidas dejar los cuadernos para distraerte, procura que tu tiempo sea de calidad. Olvídate de las preocupaciones del estudio y carga las pilas de energía positiva.

¡Estás listo para tomar la iniciativa! Estos dos espacios te ayudarán a organizar mejor tus salidas sin que eso implique descuidar la U.

  • Tiempo personal: es un espacio para ti, para consentirte y cuidarte, puedes dedicar una mañana o tarde para ti durante la semana para ir a hacerte el cabello o para practicar algún deporte que además te mantenga saludable. El cuidado personal es muy importante para tu autoestima y para tu salud.
  • Tiempo para compartir: no podemos dejar de socializar con nuestra familia y amigos por estar consumidos en la universidad. Siempre habrá alguien con quien compartir un café, un almuerzo o una tarde de juegos de mesa. Si quieres dedicar más tiempo a esto puedes participar de los paseos familiares y despejarte de toda preocupación.

Tener una carrera profesional es una meta personal bastante importante, pero esa visión a futuro no puede privarnos de vivir el presente y de disfrutar cada momento. Puedes descubrir el balance perfecto cuando te organizas, terminas a tiempo tus tareas y aún te queda un chance para ver una peli en casa.

Las famosas crisis existenciales que a más de uno le han ocurrido en la universidad inician con preguntas como: ¿por qué?, ¿para qué?, ¿me gusta? Si ya sabes que te encanta lo que estudias esto no te puede desestabilizar, quizá el problema de fondo sea: ¡la U me consume! Por eso, dedica unos minutitos a pensar si a ti te está consumiendo, o si más bien tú tienes todo bajo control.

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a:
}