|

Cómo desarrollar una mente crítica

¿Eres el que todo lo cuestiona o prefieres quedarte con lo que te dicen? Para que no te lo creas todo tan fácil, te traemos algunos consejos para que desarrolles una mentalidad más crítica frente a la vida.

Lo primero que hay que entender es que ser crítico no significa juzgar con malas intenciones ni a uno mismo ni a los demás; pero sí cuestionar lo que se dice y lo que se hace.

Para que logres desarrollar una mentalidad más crítica te traemos algunos consejos, revisa cuáles de estos ya estás poniendo en práctica y cuáles te podrían ayudar.

  • Pregúntate, cuestiona, no te creas todo a la primera. Se trata de no tragarnos como verdad absoluta algo que podría ser cuestionable, ¡todo lo podemos cuestionar! Es así como empiezas a generar tu propio conocimiento, averiguando por diferentes medios una posibilidad distinta a la que te dan; aunque esta sea la más convincente, al final podrás elegir lo que tú quieres creer.
  • Enfrenta las ideas con las que no estás de acuerdo. Mostrar tu punto de vista frente a ideas con las que no concuerdas te ayuda a tener posiciones respecto de diferentes temas y poder sostenerlo frente a los demás. Además debatir también es una forma de aprender.
  • Busca diferentes posibilidades. Cuando algo parezca no tener otro sentido que no sea el que te dan, busca otras posibles salidas o explicaciones. No está mal dudar cuando no has quedado satisfecho con una respuesta o con una explicación, es el momento para poner a trabajar un criterio propio.
  • No confíes en los medios de comunicación. Si nos casamos con un medio de comunicación veremos solo un plano y no la totalidad de la noticia; todos los periódicos, revistas, noticieros etc., enfocan el asunto desde la perspectiva que les interesa transmitir. ¡Ah, y omiten información que tendrás que buscar en otro lugar!
  • Lee para conocer. No es lo mismo saber que estar informado, cuando te informas te quedas en lo superficial; pero si buscas más allá entonces podrás ser capaz de llegar a diferentes fuentes y crearte una idea propia a partir de lo que leíste y conociste.
  • Establece relaciones de lo nuevo con lo que ya conocías. Tenemos que poner a dialogar lo que nos dicen o lo que descubrimos con lo que ya sabíamos, hacer este tipo de conexiones nos ayudará a entender y a tomar posición frente a nuevas ideas.
  • Reflexiona sobre tus propias conclusiones. Cuando concluimos sobre una idea no podemos pensar que esta será entendida así por todos, por eso es bueno que la pongas sobre la mesa y la intentes destruir tú mismo, para ver las aristas y los puntos de fuga que tenga.
  • ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? Te has fijado que los niños preguntan por todo y nunca una razón les es suficiente; pues así es como empiezan a conocer, necesitan llenar ese deseo de saber todo lo que pueden. Hacer estas preguntas ayudan a que tengas un panorama más amplio sobre una situación determinada.

La mente crítica es fundamental para el éxito en tus estudios y para que tu desempeño profesional sea sobresaliente. Las personas críticas son las que pueden dar más aportes a sus entornos y que pueden ver lo que debe ser mejor. La innovación y el mejoramiento van de la mano con esta actitud. Te animamos a cultivar tu mente y a llevarla al límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.